Entrevista a Luz Rello

“Las nuevas tecnologías pueden contribuir de manera crucial, hasta el punto de que se pueden usar para realizar una detección de riesgo a tener dislexia”

Luz Rello Sánchez licenciada en Lingüística y doctora en Ingeniería Informática ha sido galardonada recientemente con el premio Fundación Princesa de Girona 2016  por el desarrollo de herramientas digitales que detectan y previenen la dislexia. El galardón reconoce la trayectoria innovadora y ejemplar de jóvenes de entre 16 y 35 años. Hablamos con ella sobre cómo las nuevas tecnologías pueden contribuir en la prevención de la dislexia.

Pregunta:¿Cuál fue el origen de todo? Qué la llevó investigar y desarrollar herramientas digitales para combatir la dislexia?

Luz Rello: Desde que era pequeña, estando en el colegio buscaba encontrar algún tipo de solución para la dislexia, aunque de esa primera búsqueda no era consciente. Sin embargo, podría decir que el origen de todo esto fue cuando comencé un doctorado en informática, y mi supervisor se dio cuenta de que era disléxica y me propuso como tema de tesis utilizar mi conocimiento en lingüística y en informática para ayudar a personas como yo. La idea de estudiar dislexia no fue mía, fue de un supervisor excelente, Ricardo Baeza-Yates, vicepresidente de Yahoo.

Además, hice un máster en procesamiento del lenguaje natural para hacer aplicaciones más prácticas en la University of Wolverhampton, lo cual me ayudó a crear en conjunto con otros, herramientas digitales que ayuden a detectar la dislexia, ya que muchos niños se quedan por el camino y, según el Ministerio de Educación, el 40% de abandono escolar en nuestro país se debe a la dislexia.

P: Como disléxica, usted pasó por el proceso de escolarización. ¿Cómo fue su experiencia?

LR: Yo tenía dislexia pero no lo sabía, solo pensaba que era más tonta que el resto, entonces intentaba buscar todas las soluciones posibles para estar a la altura del resto de la clase. Cuando descubrieron que lo que sucedía es que tenía dislexia, tuve la suerte de recibir muchas ayudas. En el colegio, recibí ayuda extra en clases de apoyo durante la etapa escolar. En casa, mis padres me ayudaron diariamente con los deberes, y durante el verano también me ayudaban con todas las tareas. Pero no todos los niños tienen la misma suerte que tuve yo, la mayoría ni ellos ni sus familias saben que tienen dislexia, solo piensan que valen menos, que son menos inteligentes o vagos. No quiero que ningún niño lo pase mal en el colegio. La dislexia NO está relacionada con la inteligencia general, es decir, niños inteligentes y trabajadores lo dan todo y fracasan, eso no es justo.

El problema no somos los disléxicos, sino que algunos piensen que no valemos para estudiar ni para entender las cosas, lo cual es completamente falso. La dislexia no afecta en absoluto a la inteligencia general. Es más, uno de los datos más curiosos que hemos obtenido a lo largo de estos años de estudio es que las personas con dislexia procesan de manera diferente las faltas de ortografía (no influyen en la comprensión y no las ven conscientemente), pero no por ello con menos inteligentes.

P: ¿Cómo las nuevas tecnologías pueden contribuir a la detección temprana de la dislexia?

LR: Pueden contribuir de manera crucial, hasta el punto de que se puede usar para realizar una detección de riesgo de tener dislexia (ojo, hablamos de detección, no de diagnóstico). Desde hace años ya se usa tecnología -aprendizaje automático, un tipo inteligencia artificial- para detectar muchas enfermedades como cáncer. Ahora nosotros lo hemos aplicado para detectar una dificultad específica de aprendizaje, la dislexia, llegando a un 90% de precisión. Esa detección se realiza mediante la realización de juego de 15 minutos de duración que puede usarse utilizando un protocolo sencillo.

P:¿Y en las aulas?

LR: Con Dytective lo único que haría falta es un ordenador, cascos y 15 minutos del alumno y del supervisor. El prototipo de la herramienta ha sido evaluado con casi 10.000 niños de 81 colegios de España, Chile y Colombia, ahora mismo nos encontramos en el proceso de desarrollo de la herramienta final para ponerlo a disposición de los colegios.

P: ¿Cómo funciona la aplicación móvil Piruletras que ya ha superado más de 35.000 descargas? Cómo ha sido la acogida por los usuarios? y por las instituciones de educación?

Piruletras ha sido ideado y diseñado para niños con dislexia y donde muchísimas personas han colaborado mandando miles de errores de personas disléxicas, que luego hemos analizado estos errores desde un punto de vista lingüístico para extraer los patrones lingüísticos de esos errores.

Luego, a partir de los resultados de los análisis de esos patrones lingüísticos, hemos creado manualmente más de 5.000 ejercicios, basados en los patrones lingüísticos que revelan los textos escritos por disléxicos. Es decir, son los propios errores que comenten las personas disléxicas los que han servido de base para crear estos ejercicios.

El hecho de que sean sus propios errores los que sirven de herramienta para mejorar supone una diferencia fundamental con respecto otros métodos. Hicimos una evaluación longitudinal con Creix Barcelona y en el colegio Lestonnac de Barcelona con 48 niños con dislexia diagnosticada. Tras 4 semanas de uso, la ortografía de los niños mejoró significativamente. La acogida por lo que nos dicen los usuarios -familias y profesionales sobre todo, logopedas, psicólogos y pedagogos- has sido muy buena.

P: Otra solución web innovadora que han desarrollado es DysWebxia, ¿De qué se trata?

LR: DysWebxia es un modelo que integra los resultados de mi investigación de tesis doctoral con más de 300 personas, 150 con dislexia, utilizando seguimiento de los ojos para hacer los textos más legibles mediante la modificación del contenido y la presentación del texto.

Las recomendaciones para que los textos sean más legibles para personas con dislexia, coinciden con las recomendaciones generales para que los textos sean legibles más fácilmente para las personas en general.

Sumado a ello, en los 17 estudios que hicimos usando eye-tracking con personas con y sin dislexia, siempre coincide. Lo que es bueno para las personas con dislexia es bueno para las personas sin dislexia. Solo que lo que es malo para las personas sin dislexia (letra muy pequeña) la afectación es mucho más acusada para las personas con dislexia, muestras muchas más dificultades.

P: ¿Tiene en mente desarrollar nuevas herramientas digitales para paliar la dislexia?

LR: En la actualidad, se está trabajando en los proyectos Dytective para detectar y apoyar a la dislexia a gran escala y llevar estas soluciones a la sociedad a través de la organización sin ánimo de lucro, Change Dyslexia.

Se trata de una herramienta que estamos desarrollando y evaluando ahora mismo. La parte de apoyo al tratamiento es una especie de ampliación de Piruletras, también está orientado a adultos. Por ahora las Consejerías de Educación de Murcia y de Madrid quieren probar Dytective en sus colegios durante el próximo curso. Con eso queremos poner nuestro granito de área a ayudar a reducir el abandono escolar temprano.


*Más información en: Rello, Luz; Bayarri, Clara; Otal de la Torre, Yolanda y Pielot, Martin 2014.A Computer-Based Method to Improve the Spelling of Children with Dyslexia. ASSETS 2014: The 16th International ACM SIGACCESS Conference of Computers and Accessibility, Rochester, NY USA, 20-22 October.

PDF disponible en www.changedyslexia.org