Entrevista a Eduard Vallory

 “Las nuevas tecnologías pueden ser eficaces si se utilizan como un instrumento para cambiar las estrategias del aprendizaje”

Entrevistamos a Eduard Vallory, presidente del Centro UNESCO de Catalunya, patrón del Barcelona Institute of Science and Technology y patrón De l’Institut d’Humanitats de Barcelona. Nos encontramos en la Secretaria d’Universitats i Recerca, en pleno centro de Barcelona. Desde septiembre de 2014, por encargo de la Generalitat de Catalunya, impulsa un programa universitario de formación permanente para el desarrollo profesional de los maestros.

Pregunta: ¿Qué entendemos por educación de calidad y que rol tienen las nuevas tecnologías – smartphones, tablets, etc- en la transmisión del conocimiento?

Eduard Vallory:La UNESCO entiende por educación de calidad como aquélla que genera un aprendizaje relevante y con sentido. Relevante significa que otorgue competencias que sean útiles para que los niños y niñas sean personas autónomas y que puedan determinar un proyecto de vida pleno. Con sentido significa que entiendan lo que aprenden y por qué lo aprenden, porque ayuda en la relevancia de que sean competencias para el transcurso de sus vidas. Por tanto, para una educación de calidad se necesita que se reformulen los instrumentos de aprendizaje que hasta ahora se han utilizado mayoritariamente, ya que han sido unos instrumentos muy centrados en la memorización. Las nuevas estrategias educativas se deben basar en el aprendizaje a partir de la experiencia. En este marco, las nuevas tecnologías pueden ser eficaces si se utilizan como un instrumento para cambiar las estrategias del aprendizaje, pero si se emplean solo para hacer lo mismo pero en soporte distinto, serán totalmente inútiles.

P:¿Qué es lo que dificulta el cambio en el modelo educativo?

E.V.: La inercia que viene del siglo XIX que perpetúa el modelo transmisor, memorístico. Es una inercia que parte de la base de que la transmisión de información genera conocimiento, de que un número finito de conocimientos enciclopédicos sirve para que las personas sean competentes. Este modelo se basa en sistemas de evaluación que fundamentalmente tienen en cuenta los instrumentos de memorización y, por tanto, los niños y niñas que no tienen estas habilidades se encuentran obstaculizados. Esta inercia impacta en cómo se forman los maestros, en la experiencia que hemos tenido todos en nuestro paso por la escuela, en los exámenes  y en la manera en cómo se estructura la administración educativa. El gran reto es cómo interrumpir esta inercia para posibilitar un nuevo modelo. Hablamos de disrupción para poner en duda las creencias en las que se ha basado el modelo educativo que no son ciertas. Por tanto, es un modelo obsoleto ya que se desarrolló para una sociedad industrial que ya no existe.

cita_Eduard-Vallory

P: ¿Tienen las personas encargadas de transmitir el conocimiento las aptitudes necesarias para enseñar a través de las nuevas tecnologías y con una nueva percepción de la enseñanza?

E.V.: Os recomiendo entrevistar a los jóvenes de 20 años que están cursando el doble grado de educación infantil y de primaria, porque son la primera generación nacida de lleno en la era digital que impartirá clase. Os explicarán la obsolescencia de la propia educación que están recibiendo en las universidades. En la práctica, para este nuevo modelo se necesitan dos factores: el cambio de paradigma del educador sobre cuál es la experiencia de aprendizaje que debe generar; y saber utilizar instrumentos tecnológicos que le permitan establecer nuevas estrategias. Si estos dos factores no cambian de forma conjunta, al final será simplemente una misma transparencia transformada en powerpoint.

P: ¿Qué competencias y aptitudes necesitará una niña que hoy tiene cinco años, dentro de quince años más?

E.V.: Todas aquellas que no puedas encontrar a través de Google. Todas las que la permitan descifrar y gestionar información de manera crítica y saberla procesar; saber adaptarse a entornos cambiantes y tener capacidad de síntesis, de deducción, etc. Sobretodo debe tener la capacidad de aprendizaje continuo, habiendo desarrollado la capacidad de ser un aprendiz autónoma, que no solo aprenda cuando alguien le enseñe, sino que ella misma sea un sujeto que aprenda permanentemente en un entorno de crecimiento exponencial del conocimiento. Un estudio de la Universidad de Oxford publicado en The Economist señalaba que dentro de veinte años el 47% de los puestos de trabajo en Estados Unidos estarán automatizados. Claro, ante este escenario hay que desarrollar las habilidades que no puedan ser automatizadas por máquinas.

P: En España la tasa de abandono escolar es superior al 21%, un procentaje que duplica el de la media europea. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible  (ODSs) señalan que se debe reducir esta tasa a la mitad en 2030. ¿Qué medidas se tendrían que adoptar para conseguir este objetivo?

E.V.: Como dice el director del informe PISA, Andreas Schleicher, los niños se aburren en la escuela, no sienten que lo que aprenden en la escuela se aplique en su vida actual y futura, porque les hacen memorizar unos conocimientos que no van a necesitar ni en su vida personal ni en la profesional. Por tanto, ello requiere que las escuelas hagan una actualización disruptiva, que se replanteen cuál es el aprendizaje que hay que impartir. Tienen que acabar con sus dinámicas de transmisión de conocimientos que, en la era actual de Google, ya no tienen relevancia. La escuela no tiene como función acumular conocimientos por si un día los necesitas,  sino que está enfocada en generar competencias que se basan en una serie de conocimientos que uno pueda articular. Por ende, una persona no será competente si esos conocimientos obtenidos no los puede articular.

P: ¿Hasta qué punto son conscientes de la necesidad de cambio educativo las administraciones públicas? E.V.: Solo puedo decir que las administraciones públicas y los gobiernos responden a aquello que les piden los ciudadanos y que, en los últimos 15 años, se han producido más cambios en políticas medio ambientales que en materia educativa.